domingo, 11 de diciembre de 2011

Ubicación y balance de Empresas Estatizadas

​En el juego de dómino las 28 fichas son barajadas al final de cada ciclo, y que sea por azar que cada uno de los cuatro jugadores escoja de la mesa sus 7 fichas para empezar el nuevo ciclo. Inmediatamente cada jugador desarrollará su estrategia con las que por azar le tocaron tanto a él como a su socio en la mesa.

​Un nuevo reacomodo acaba de ocurrir con varios ministerios y la adscripción de empresas y entes estatales. Los reacomodos ministeriales ocurren con cierta frecuencia, ministerios que se fusionan, como fue la estrategia planteada al inicio del presente período, cuando se criticó la gran cantidad de carteras ministeriales existentes, recordando que para 1998 existían 17 ministerios. De hecho hubo algunas fusiones.  Pero varios años más tarde se inicio un proceso en dirección opuesta, que ha traído consigo que hoy existan 31 ministerios.

​A objeto de tener referentes comparativos, la mayor economía del mundo, los Estados Unidos de América del Norte cuenta con un gabinete de quince Secretarías o Ministerios. En tanto Brasil, el país de mayor tamaño y población, así como la mayor economía en América Latina y el Caribe, cuenta con veinticuatro Ministerios.

​En el tamaño del Estado hay que agregar la importante cantidad de organismos descentralizados, autónomos y empresas de propiedad estatal, que desde la década del setenta, al nacionalizarse petróleo y hierro, permitieron al Estado contar con abundantes recursos para la creación y adquisición de un importante número de empresas.

Luego en la década del noventa el país entró en procesos de privatización que incluyó a Bancos, Empresas de Aviación, a Cantv, servicios de distribución eléctrica, agua potable, puertos, de recolección de basura, entre los más importantes. Con el sector financiero, se destaca que el Estado inesperadamente se hizo dueño de un importante número de bancos, como consecuencia de la crisis financiera de 1993-1994.  No tenemos preciso el número de cuantas empresas fueron privatizadas, pero se trata de algunas decenas.
Todas estas empresas fueron ya re estatizadas en los últimos seis años, formando parte de un gran total de 1.087 empresas que desde el 2004 han sido tomadas por el Estado (Conindustria). “Del total de expropiaciones el sector más perjudicado es el de la construcción, el cual ha sufrido 42% de las 1.087 intervenciones. La agroindustria (32%), el área petrolera (19%), y el comercio y los servicios (4,7%) son otros de los sectores más afectados.”  (C R Gómez y R Deniz. El Universal, 9-12-11). Este colectivo de empresas no parece incluir las propiedades agrícolas y ganaderas, que agregarían otra importante cantidad.

Hay que reconocer lo que representa la complejidad que implica el funcionamiento eficiente y productivo de tan grande sector de entes estatales. Ese ha sido un serio problema en la actual administración tanto del Ejecutivo como del Legislativo. Se hacen ensayos de modelos de gestión y funcionamiento. Algunos dejados de lado al poco de hacerse evidente la no solución de problemas  de funcionamiento. En ese sentido se ha pasado por endogenismo, cooperativismo, empresas de producción social, empresas de propiedad social, cogestión, autogestión, control obrero, empresas mixtas. Hay que destacar que a pesar de la importancia de estas propiedades productivas que tiene la Nación, no hay la apertura y necesaria transparencia para examinar su situación.

Uno de los asuntos que refleja notablemente las dificultades de coordinación y de orientación de este complejo sector tiene que ver con la adscripción ministerial, con la conformación de esquemas que permitan que cumplan su papel productivo y rindan al Estado, a los trabajadores y a la sociedad en general los productos y servicios en cantidad y calidad que corresponde. Por eso da la impresión que cada cierto tiempo estas empresas y entes estatales en general, son reasignadas y reagrupadas alrededor de un ministerio, luego a otro, como dando tumbos sin definiciones claras de cómo deben funcionar tanto en su dimensión productiva, como en la coordinación con otras proveedoras, consumidoras y relacionadas, así como con el ámbito global por ser propiedades de la nación a la que se le debe rendir cuentas, y consecuencia de ello tomar medidas de premiar y castigar.

Recién ocurrió otra reasignación de empresas y entes estatales a los Ministerios de Industria, al de Ciencia y Tecnología y al de Energía, lo que lleva a tener presente las inquietudes expuestas.
En el juego de dómino hay estrategias y coordinación, pero también cuando las fichas son simplemente colocadas verticalmente una al lado de la otra guardan un equilibrio crítico, que al caer una de ellas arrastra a las demás.. cuidado!